Las energías negativas en un hogar pueden ser atraídas por diferentes causas: Gritos y peleas constantes, hechos de violencia al interior del hogar, práctica de brujería y Ouija,